Saltar al contenido

La inscripción escolar debe permitir especificar qué religión se elige

La Comisión Técnica de Educación (CTE) de la Comisión Islámica de España(CIE), realizó una reunión mediante videoconferencia el pasado sábado, día 26 de febrero a la que asistieron su coordinador, Ihab Fahmy, el secretario, Mohamed Mohamed y los vocales, Amina El Ouraghi El Habti, David (Daud) García Martínez, Ibtisam Ouzane Messaoud y Mohamed Ahmed Ali.

Tras el inicio de sesión se expusieron los tres puntos que se iban a tratar a continuación y que en el primero de ellos sería tratar y aprobar, en su caso, las actuaciones a llevar a cabo desde la CIE para facilitar y optimizar la implantación de la educación religiosa islámica en la educación pública dentro del próximo curso 2022/2023.

En segundo lugar, se trataba de proponer medidas para abordar la falta de comunicación de algunos docentes a informar de sus bajas laborales a la CIE, de forma que se pudiera proceder, si cabe, a su sustitución.

El tercer punto trató la posibilidad de plantear cursos de reciclaje a los docentes en ejercicio, como un complemento necesario que implementaría su propia formación, tal y como estaría contemplado en la nueva ley de educación.

En la reunión se abordaron los distintos puntos planteados y finalizó con importantes acuerdos; como el llevar a cabo una campaña de información y sensibilización ante los padres musulmanes, a fin de que soliciten la educación religiosa islámica en sus respectivos centros educativos, mediante el empleo de medios audiovisuales de contenido sencillo y atractivo y la puesta a disposición de los formularios de solicitud de la ERI, en caso de la ausencia en el modelo oficial de preinscripción proporcionado en los centros de todos los niveles educativos, no permite ejercer el derecho de elección en materia religiosa, ofrecer la posibilidad de marcar la casilla de Religión Islamica o la de Valores Sociales y Cívicos.

En cuanto al segundo punto se acordó la elaboración de un reglamento interno de obligado cumplimiento por parte de la totalidad del profesorado, en el cual se tipificará como falta grave el hecho de que un profesor no comunique su ausencia laboral en tiempo y forma, para prever su sustitución a la mayor brevedad posible, ya que los perjudicados son siempre los alumnos. En cuanto a la posibilidad de llevar a cabo los cursos de reciclaje por parte del profesorado se propuso realizar un estudio sobre su planteamiento y desarrollo, para poder dar respuesta a las disposiciones reflejadas en esa nueva ley educativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.